lunes, 2 de mayo de 2011

The Waterboys - In a special place

Well here we are in a special place
What are you gonna do here?
Now we stand in a special place
What will you do here?


Con estos versos comienza una Puta Obra Maestra cuya portada encabeza la lista de discos que metería en la maleta camino de mi isla desierta. La maleta sin la cual posiblemente preferiría ahogarme.
Con esos versos comienza la canción con la que contesto a quien me pregunta qué es eso de la BIG MUSIC (nunca nadie me lo preguntó, pero yo me lo he contestado mil veces).

Suscrito al correo de la Web oficial de The Waterboys, hace cosa de un mes recibí un e-mail cuyo contenido, más o menos, era el siguiente:
Estamos encantados de anunciar el lanzamiento para el próximo 25 de Abril de “In A Special Place”, un álbum de las demos que Mike Scott grabó, con su voz y el piano como único apoyo, en el comienzo de las sesiones para el clásico “This is The Sea”. Estas grabaciones, nunca antes escuchadas por nadie más, incluyen las primeras versiones de “Don’t bang the drum”, “The Pan within”, “Be my enemy” y “The whole of the moon”, además de varias preciosidades nunca antes pirateadas, interpretadas en directo o siquiera objeto de rumor, incluyendo “Winter in the blood”, “The woman in me”, “All the bright horses”, “Looking for Dickon” y “Paris in the rain”. Un total de 15 canciones seleccionadas por el propio Mike Scott. Lee las notas de Mike aquí. El álbum será publicado por EMI en CD y descarga.

Yo no me atrevo a decir mucho acerca de la cumbre artística de Mike Scott y sus Waterboys (aunque con esto quede todo dicho). El álbum sin el cual no podría naufragar, el más inmediato, el más difícil, el más intenso, el que tiene sus mejores canciones, alguna de mis favoritas de todos los tiempos (“The Pan within”) y alguna de las favoritas de mucha gente (“The whole of the moon”).

"In A Special Place" ya está en la calle. Quizá sólo sea un disco para fans, para quien ya esté enamorado de las canciones tal y como las conocíamos. Quizá.
De cualquier forma es la coartada perfecta para que, después de más de un año y noventa y pico, llamémosles, artículos, hable (¡por fin!) de The Waterboys.

"This is The Sea" es de esos álbumes que en lugar de canciones contiene emociones, las de una banda más o menos estable de la que ya tenía un pie fuera Karl Wallinger, ansioso por experimentar sensaciones que su jefe no estaba dispuesto a tolerar y a las que daría rienda suelta en su proyecto World Party. Una banda en la que el violín de Steve Wickham remataba la que es una de "mis canciones", de esas a las que recurres sin importar el motivo ni el momento, pero también de esas que te gustaría cantar a una persona en concreto, de esas que cambian de significado cuando encuentras a esa persona: “The Pan within”.
Les cuento la historia: En la búsqueda de los arreglos finales para la canción, Mike Scott invitó al estudio a Steve Wickham, a quien había escuchado en unas demos grabadas en casa de Karl Wallinger que por entonces estaba trabajando con una desconocida Sinead O’Connor. A la fiesta de las primeras grabaciones de la irlandesa también estaban invitados The Edge y el violinista que puso sus cuerdas en “Sunday Bloody Sunday”, ¿les suena la canción? El flechazo debió de ser instantáneo (musicalmente hablando) porque Wickham se unió a la banda y se llevó a The Waterboys a Dublín a grabar su siguiente álbum. Terminaron con sus huesos en Spiddal donde las verdes tierras dieron sus frutos: decenas de canciones entre las que elegir las que conformarían "Fisherman’s Blues". A partir de aquí ya conocen el resto.

Retrocedamos de nuevo a 1985. Hasta la portada es una Puta Obra de Arte. 26 años más tarde el blanco y negro de aquel disco que alguien me grabó en una TDK de 46 minutos verá la luz desnudo, tal y como sus canciones fueran paridas por el mejor compositor de los últimos 30 años. Textos aun por pulir, canciones sin vestir, algunas de las cuales guardadas hasta nuestros días. El secreto de su magia quizá resida en donde fueron escritas. Paseando por New York, en una tienda de brujería, entre pócimas y objetos inimaginables, Mike encontró un misterioso libro, "a book of shadows", cuyas páginas, todavía vírgenes, estaban destinadas a recopilar conjuros y rituales. A su vuelta a Londres, cada nota, cada verso, cada idea que formaría parte del nuevo álbum de The Waterboys, quedó registrado en el citado libro. Dice el propio Mike Scott que es posible que no fuera más que papel pero de alguna forma un impulso le inducía a la escritura en sus páginas y que al hacerlo sentía como las canciones adquirían vida.
Emociones, las del mejor compositor de los últimos 30 años.

Come with me on a journey beneath the skin
Come with me on a journey under the skin
And we will look together for the Pan within

Close your eyes, breathe slow and we’ll begin
Close your eyes, breathe slow, we will begin
To look together for the Pan within, within...

Swing your hips, loose your head, and let it spin
Swing your hips, loose your head, and let it spin
And we will look together for the Pan within
Close your eyes, breathe slow, we’ll begin
Close your eyes, breathe slow, we will begin
To look together for the Pan within, within

Put your face in my window, breathe a night full of treasures
The wind is delicious, sweet and wild with the promise of pleasure
The stars are alive and nights like these were born to be
sanctified by you and me, lovers, thieves, fools and pretenders
and all we gotta do, all we gotta do, all we gotta do,
all we gotta do, all we gotta do, all we gotta do is surrender,
all we gotta do is surrender, surrender, surrender

Come with me on a journey beneath the skin
Come with me on a journey beneath the skin
And we will look together for the Pan within

Close your eyes, close your eyes,
Close your eyes, breathe slow, we’ll begin
we’ll begin, we’ll begin, we’ll begin, we’ll begin...
we’ll begin, we’ll begin to begin
Yo no tengo "un libro de sombras", sólo un miserable blog con el que me engaño jugando a escribir. Sin embargo, es increíble como cambian las canciones cuando cobran vida, y para ésta yo ya he encontrado a quien cantársela, con quien vivirla.
Veintitantos años escuchándola. Ahora sintiéndola.

Ven conmigo de viaje bajo la piel, ven conmigo de viaje bajo la piel. Y juntos buscaremos al Pan* que llevamos dentro. Cierra los ojos, respira lentamente y comenzaremos. Cierra los ojos, respira lentamente, comenzaremos a buscar juntos al Pan que llevamos dentro, dentro. Mueve tus caderas, pierde la cabeza y déjala girar. Mueve tus caderas, pierde la cabeza y déjala girar. Y juntos buscaremos al Pan que llevamos dentro. Cierra los ojos, respira lentamente, comenzaremos. Cierra los ojos, respira lentamente, comenzaremos a buscar juntos al Pan que llevamos dentro. Pon tu cara en mi ventana, respira una noche llena de tesoros, el viento es delicioso, dulce y salvaje con la promesa del placer. Las estrellas están vivas y noches como ésta nacieron para ser santificadas por ti y por mi, amantes, ladrones, locos y prometidos. Y todo lo que tenemos que hacer, todo lo que tenemos que hacer, todo lo que tenemos que hacer, todo lo que tenemos que hacer, todo lo que tenemos que hacer, todo lo que tenemos que hacer es entregarnos. Todo lo que tenemos que hacer es entregarnos, rendirnos, entregarnos. Ven conmigo de viaje bajo la piel, ven conmigo de viaje bajo la piel. Y juntos buscaremos al Pan que llevamos dentro. Cierra los ojos, cierra los ojos, cierra los ojos, respira lentamente, comenzaremos, comenzaremos, comenzaremos, comenzaremos, comenzaremos, comenzaremos, comenzaremos, comenzaremos... comenzaremos a comenzar.

*PAN. De la mitología griega. El dios de la fertilidad y de la sexualidad desenfrenada. Dotado de una gran potencia y apetito sexual, se dedicaba a perseguir por los bosques, en busca de sus favores, a ninfas y muchachos.
Podría ser traducido por sátiro, diablillo, vividor... y a él le debe su apellido Peter, el niño que no quería crecer en el país de Nunca Jamás. Tradúzcanlo como quieran pero no hagan como cuando tiempo atrás, buscando un significado literal, el dicccionario de inglés-español me engañaba con olla o cazo y yo no entendía qué cojones quería decir Mike Scott con ello.

6 comentarios:

  1. Le tengo pedido , pero aun no me ha llegado.Como amante sin limites de l obra de Scott es un disco que me apetece.Asimismo ir al festival "Feist" el 18 y 19 de junio donde actuaran junto a Bob Dylan, Van Morrison y un gran elenco de artista irlandeses.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Coco majo no tengo palabras, qué pasada de demo, llorando me tienes y suplicandote esas cañas prometidas, tranquilas.
    This is the Sea está a la altura de Astral Weeks, son los dos discursos inarticulados y norteños del corazón. Sabes que veo la rabía de Hard Rain en este Mike? ¿Alucino o su voz es Patti y Bob haciendo el amor?
    May we stay forever young!

    ResponderEliminar
  3. hola.
    vayaaaaaa yo no sé qué pasa con blogspot que no deja dejar comentarios,qué odisea.. se me acaba de borrar y no era corto precisamente corto (jeje).

    En fin, en resumen: te decía que me había gustado mucho el post, el recorrido sentimental que haces -que se nota que tmb es un sitio especial para ti, has hilado fino,fino- y que el final es una conmovedora declaración de amor.

    Es extaño: yo siempre les he asociado, exclusiva e intensamente, a "The Fisherman blues", esa maravilla a la que el tiempo trata como lo ques es, a esa nostalgia de pub de ese verlo todo bañado o mejor dicho tintado por el alcohol, con esa fibra sensible tan latente...
    De hecho, si vas a Liverpool espero poder recomendarte un pub con algo muy especial, muy auténtico, en el que esto ocurre cada noche, y al menos la noche que yo estuve, hicieron covers y ,entre ellas, esa maravilla-.
    No sé si me hago entender.. cuanod estuve en Seattle este verano tuve la misma sensación: tipos duros de corazón blando.

    El caso es que este post me ha abierto la imagen que tenía de ellos, especialmente a raíz de él haber dado con la entrevista a Mike, ésta: http://www.youtube.com/watch?v=ZmmxLu1y0Os
    que supongo que ya habrás visto. Es una delicia oirle hablar y muy curioso lo del libro de Petete'.. muy buena historia. Me ha recordado incluso un poco al libro de "Bachelorette" de Björk..

    bueno, ya volveré por aquí. Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Se me pasó este lanzamiento! Fatal fatal fatal... En fin, ya lo estoy escuchando, remediado queda mi descuido. Sólo decir que esta es la mejor reseña que he encontrado de este disco en la web, de verdad, me ha encantado.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. The Pan within, aun la escucho y se me pone la piel de gallina

    ResponderEliminar
  6. The Pan within, una canción que me recuerda una parte muy intensa y extraña de mis 20 años... Y siento nostalgia de esa chica que ya casi no existe. Madre mía, se me están saltando las lágrimas

    ResponderEliminar