sábado, 2 de octubre de 2010

La mejor medicina

Dos discos me han acompañado durante los últimos días en mi deambular hacia ninguna parte. Me resultaría imposible dedicarles una entrada a cada uno de ellos, soy incapaz de imaginármelos por separado. No se crean que se trata de dos discos similares. Poco tienen en común el uno con el otro, bueno, algo sí. Lo que comparten es un tiempo en el que han caminado conmigo, han sido mi medicina particular.

Defiende Anónimo E que los discos, los artistas, muchas veces se quedan grabados para siempre en nuestras vidas dependiendo del momento en que se nos presenten. Canciones ligadas por siempre a un recuerdo, construyendo discotecas subjetivas, diapositivas de nuestras vidas. Por esa razón mi álbum favorito de Echo & The Bunnymen es “Heaven up here”, y no “Ocean rain” como para el resto de los mortales, “12” siempre será mi primera elección de Elliott Murphy, de Bob Dylan me quedo con “Blood on the tracks”, y podríamos continuar con una lista interminable que no necesariamente coincidiría con la de los eruditos del mundo musical.
Como bien sabe quien de cerca me conoce, no estoy pasando por el mejor momento de mi vida. A estos dos álbumes me los he encontrado en el lugar oportuno y en el momento oportuno para quedarse para siempre.

SIMONE FELICE – Live from a lonely place

El hermano mayor de “The Felice Brothers” fue intervenido a corazón abierto la pasada primavera (cuya cicatriz puede apreciarse en el último video de The Duke & The King). Si para los que tenemos orejas la música puede ser la mejor terapia posible, para quienes tienen el talento de crear canciones, son éstas precisamente las que tienen el poder de exorcizar los malos espíritus. Doce de estas canciones fueron grabadas por Simone Felice en el granero de su casa, convaleciente, sin más apoyo que una guitarra, una harmónica y las fuerzas de quien necesita cantar para no rendirse, con el sentimiento de quien repasa una vida que podría haber perdido.
Casi todos los temas pertenecen al celebrado debut de The Duke & The King y también hay hueco para sus mejores composiciones junto a los Felice Brothers, pero la versión cruda que aquí se nos presenta es estremecedora. Doce canciones en las que el escalofrío no te abandona. Más que un disco, un momento de mi vida.


PHOSPHORESCENT – Here’s to taking it easy



Pero el sol, aunque sólo sea a ratos, siempre acaba por aparecer y la última entrega de Matthew Houck al frente de Phosphorescent ha sido mi luz particular.
Comienza el disco con un tema de country-pop que es capaz de levantarte el ánimo por muy hundido que te creas.

Un tema engañoso (según el propio Matthew, inspirado en una placa de matrícula con la inscripción “es difícil ser modesto cuando eres de Alabama”, que encontró en una tienda de segunda mano) porque lo que viene después es mucho más profundo y poético, una colección de muchísimos quilates donde destacan “The mermaid parade”, con Bob Dylan en el pensamiento, “Los Angeles”, de más de ocho minutos de duración y de la que desearías que no tuviera final, “Heaven sittin’ down”, con un piano maravilloso guiando una canción de la cual los Flying Burrito Brothers estarían orgullosísimos, y “I don’t care if there’s cursing”, tan irresistible que no la puedes dejar de canturrear, que no he podido dejar de canturrear, porque es exactamente lo que me gustaría sentir:
I don't care if you like me, I dont care if you don't
I don't care if you fight me, I don't care if you won't
I don't care if there's lightning, I don't care if there's smoke
I don't care if it's frightening, I don't care if it's jokes
I don't care if it's tomorrow, I don't care if it's at all
I don't care if it's forbidden, I don't care if it's the law
No, no, no I don't

I don't care if it's Darryl, I don't care if it's Steve
I don't care if it's Carol, I don't care if it's Eve
I don't care if it's barrels, I don't care if it's sleeves
I don't care if it's feral, I don't care if it's sitting on my knee
I don't care if it's tomorrow, I don't care if it's at all
I don't care if it's forbidden, I don't care if it's the law
No, no, no I don't

I don't care if there's mercy, I don't care if there's none
I don't care if it hurts me, I don't care if it's fun
I don't care if it's first thing, or if it's altogether shunned
I don't care if there's cursing, I don't care if there's come
I don't care if it's tomorrow, I don't care if it's at all
I don't care if it's forbidden, I don't care if it's the law
No, no, no I don't

El más rico de los trabajos del llamémosle cantautor americano, esta vez con una banda detrás, que enriquece el sonido e incrementa la fuerza y la emoción de sus cuatro entregas anteriores. Una slide, omnipresente, y el piano son los instrumentos protagonistas, y junto a la sugerente voz de Matthew, iluminan un disco resplandeciente. Sólo hace falta que el resto del mundo pueda ver esa luz. Yo les aseguro que he visto aparecer los primeros rayos.
La mejor medicina.

4 comentarios:

  1. Felice me pone los pelos de punta y Phosphorescent me gusta cada vez mas.
    Veo la conexion, yo la he vivido.
    Las musicas llegan como llegan, las encuentras como sea y así se quedan. Y más en momentos como ese.
    A veces, imagínate... yo tengo que ponerme Born in the USA unas diez veces seguidas y luego me veo los Goonies (una vieja peli de Spielberg/Donner de los '80) y cuando aparece Cindy Lauper en un video musical durante la pelicula, empieza a salir mi sol.
    Cuídate amigo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Siento tu decaimiento ; como creo en el poder cicatrizante de la música , estos dos discos que has mencionados - estupendos- serán un buen bálsamo.
    Permíteme tres nuevas recetas .
    NIC DAWSON KELLY - Old Valentine
    GASOLINE STUVE - Vultures on the Mainframe
    GILL LANDRY - Between Piety and Desire
    ! Ánimo , necesitamos al mejor Coco ! Saludos

    ResponderEliminar
  3. Yo lo que defiendo en realidad es a los tipos que , como tú , buscan y encuentran en la música ó cualquier otra forma de expresión artística una tabla de salvación , un bálsamo ó un estímulo para seguir adelante . Una pasión que son capaces de transmitir y contagiar. Esto en realidad es un comentario sobre el hecho de que artefactos como "Antes ciego que sordo " existan y den un poco de color a todo esto . Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Phosphorescent y su nuevo trabajo se está ganando la quinta estrella lentamente...como los buenos...el To Willie no te lo recomiendo porque te rompe el corazón...ya sabes Coco, Willie Nelson al pentagrama y letras y esta honey voice combinada. No corren tiempos para echar leña al fuego.Anónimo e como siempre deja las cosas en su sitio.
    UN ABRAZO.

    ResponderEliminar